Noticias

Panorámica de Artiba 
En primavera, los senderistas que se animen a explorar los paisajes de Alonsotegi, contarán con tres nuevas rutas señalizadas por los montes que rodean al municipio. En total, más de 37 kilómetros donde descubrirán lugares de gran interés ecológico. "En breve Alonsotegi dispondrá de una completa oferta senderista gracias a la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia", adelanta el concejal de Medio Ambiente, Kepa Kareaga.

Ahora se están desbrozando los caminos y colocando las 27 balizas direccionales y los cuatro paneles informativos que se han fabricado, para orientar a los senderistas que recorran estas zonas. Con el fin de causar el mínimo impacto natural y optimizar los recursos, "se han reutilizado varios soportes previamente instalados", apuntan en la empresa Orbela, que ha colaborado en el proyecto.

El contenido de los recorridos se difundirá cuando el trabajo de campo haya terminado. "Se editará un mapa guía y los itinerarios se colgarán en la página web municipal www.alonsotegi.net, de forma que se podrán descargar a los dispositivos GPS y visualizar desde la pantalla del ordenador", precisa el edil.

Las actuaciones se han centrado en la zona sur de Alonsotegi en los parajes de Kobatxu, Zamaia y Tontorra, mientras que al norte del municipio se están señalizando nuevos caminos para acceder a Peñas Blancas a través de La Llana y Akatxa.

El grupo de montaña Goikomendi de Alonsotegi también está asesorando al Ayuntamiento. Fundado en 1966, es el segundo más veterano de Enkarterri, solo por detrás del de Balmaseda. Por tanto, sus integrantes conocen al dedillo todos los secretos y los tesoros que esconden estas rutas. 

Para ello, han confeccionado rutas sin pendientes pronunciadas que se cubren en unas dos horas y media y que pasan por áreas recreativas en la fuente del oro y el barrio de Zamundi las que hacer un alto en el camino. "Puede participar tranquilamente toda la familia", invita José Manuel Gómez, miembro del grupo de montaña.

Las rutas parten del centro de Alonsotegi, donde se puede conocer la ermita de San Antolín, construida en el siglo XV y que "guarda un retablo de gran valor". Los templos de Santa Águeda y Santa Quiteria son los edificios más destacados, junto con los barrios de Artiba y Azordoiaga. Los itinerarios también discurren por bosques de robles y hayas y "el único encinar mediterráneo que se conserva en Enkarterri".

Además, merece la pena alcanzar la cima del Ganekogorta y contemplar una bonita vista del valle del Kadagua. En Alonsotegi esperan que se mantenga tal y como está, "sin los monstruos del parque eólico, que destrozarían el paisaje y causarían un gran daño".