Historia

 

En este siglo es muy destacable el impacto negativo que la última Guerra Carlista produjo en las arcas de la anteiglesia de Alonsotegi, lo cual fue la principal causa que condujo a sus vecinos a pedir su anexión a la anteiglesia de Baracaldo.

Un estadillo de 1878 refleja a la perfección la carga económica qué recayó sobre la anteiglesia de Alonsotegi por suministros hechos al Ejército Carlista: <>.

Este parte está fechado el 24 de noviembre de 1878; lleva la firma de Manuel de Zabala y un sello que dice 'Alcaldía de Alonsotegui'.

Si tenemos en cuenta que diez años más tarde, al anexionarse a Barakaldo, el Secretario, José de Zabala, certifica que la anteiglesia de Alonsotegi la componían 61 vecinos, es decir, poco más de 300 habitantes, podemos apreciar el peso de la carga económica que, sin quererlo, recayó sobre dicha anteiglesia.

Para hacer frente a estos suministros y otras prestaciones personales, carruajes, caballerías, etc., la anteíglesia pidió créditos que ascendieron a un monto de 192.514 reales. Cuando los acreedores comenzaron a reclamar los capitales prestados más los intereses convenidos, Alonsotegi reconocía públicamente la deuda pero no veía la forma de hacer frente a la misma. Entonces surgió la idea de anexionarse, primero a Bilbao y después a Barakaldo, prevaleciendo esta última, cuyo trámite dio fin el 13 de noviembre de 1888.

En la última década de este siglo se iniciaron las obras del ferrocarril Bilbao-Santander cuyo trazado suponía once pasos a nivel, desde Percheta a Zaramillo, sobre el viejo camino que, pasando por Irauregi, unió desde tiempo inmemorial las villas de Bilbao y Balmaseda. Se modificó el trazado del camino en algunos puntos concretos, consiguiéndose así que los pasos a nivel quedasen reducidos de once a cuatro. Muchos han conocido ese camino cuando tenía continuación desde Ularki hasta Zaramillo.

En el libro de actas del Ayuntamiento de Barakaldo, donde se recoge la reunión celebrada por la Permanente el día 20 de octubre de 1893, se dice textualmente: "Accediendo a lo solicitado por el Gerente de la S.A., Alambres del Cadagua en su escrito del catorce del actual, se acordó autorizarle para desviar un trozo de unos cien metros del antiguo camino vecinal de Bilbao a Balmaseda frente a la fábrica de Aldanondo, con sujeción a las condiciones siguientes: lo Que antes de obstruir el cami-no antiguo, habilite el nuevo, siendo la anchura de éste cuando menos igual a la de aquél y 2º Que como el nuevo camino ha de aproximarse al río Cadagua, construya también la Compañía los muros necesarios de contención de tierras a juicio del Ayuntamiento."